Los beneficios de los masajes en los bebés

 

De todos es bien sabido que los masajes son beneficiosos, pero especialmente en los bebes.

Al realizarle un masaje  se le está ayudando a ser un bebe más saludable en todos los aspectos y les puede practicar a todos siempre que no esté contraindicado por un facultativo.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Ayuda a acelerar la coordinación motora, aumenta su estimulación muscular y a que reaccione mejor a su entorno.
Ayuda a controlar los gases o cólicos del lactante de una forma natural, ayudando su tránsito intestinal.
Contribuye a aumentar la afectividad entre el bebé y sus padres a través del contacto, la mirada, los sonidos, las caricias y los estímulos.
Estimula la función respiratoria aumentando la capacidad pulmonar, beneficiando a la musculatura al recibir un mayor aporte de oxígeno.
Le aliviará de posibles estados de estrés a causa de entornos nuevos para él.
Estimula el sistema inmunológico y aumenta su autoestima.
Le ayudará a mantener un sueño más placentero y profundo.

¿Cuál es el mejor momento para realizarlo?

El mejor momento para darles un masaje es después de cada baño, pero también se puede aprovechar cualquier momento, al vestirles, al cambiarles el pañal, etc, salvo después de cada toma ya que podría interferir en la digestión.

¿Qué tiempo debe durar el masaje?

El tiempo nos lo hará saber el propio bebe al ponerse nervioso o molesto.

¿Cómo realizar el masaje?

Siempre acompañaremos el masaje con el aceite o crema que le apliquemos normalmente.
Realizaremos el masaje con la yemas de los dedos, con movimientos circulares suaves y lentos, dividiremos en dos el pecho, haciendo primero un lado y luego el otro.
Después podremos pasar al abdomen realizándolo de izquierda a derecha en sentido de las agujas del reloj y siempre terminando en dirección descendente al colon.
Posteriormente pasaremos a las extremidades superiores e inferiores, para terminar en la espalda haciendolo igual que en el pecho.

Deja un comentario