Osteopatía

Sesión de Osteopatía.

Osteopaía estructural.

Enfoque osteopático que utiliza técnicas de movilizaciones fasciales «tejido blando», musculares, articulatorias y vertebrales dirigidas principalmente a restablecer el equilibrio en el aparato locomotor.

Cuando una estructura pierde ese equilibrio empieza a desencadenar una perdida de elasticidad o de movilidad generando alteraciones en otras partes del cuerpo creando así una lesión osteopatica.

 

Osteopatía visceral.

Esta técnica está basada en que todas las vísceras tienen un movimiento, como cualquier otra estructura , y tienen que tenerlo para funcionar correctamente.

El movimiento de las vísceras es producido por:
– El diafragma: es un músculo que al contraerse ejerce un empuje sobre las vísceras abdominales y una tracción sobre los pulmones y el corazón.
– El  movimiento visceral: todos los órganos y vísceras tienen unas contracciones o movimientos involuntarios.
– La movilidad visceral: es un movimiento propio de cada órgano, que parece que tiene su origen en el desarrollo embrionario.

 

Osteopatía craneal. 

Este método se basa en ejercer un movimiento sutil y de efecto profundo para ayudar a detectar y corregir los desequilibrios del sistema cráneo-sacral que puedan ser la causa de ciertas disfunciones motoras o sensitivas.

La técnica Cráneo-sacral se basa en el principio de la existencia de una pulsación rítmica sutil que emerge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo con el  líquido céfalo-raquídeo, creando un movimiento respiratorio primario (MRP), es a través de este movimiento en el que podremos restablecer dichas disfunciones.

 

La consulta osteopática.

Dado que el desencadenante de un dolor en ocasiones no está en la zona donde notamos la molestia, pudiendo venir de otra zona del cuerpo, se realizará una serie de preguntas sobre el motivo de la consulta, dolor, frecuencia y tiempo desde que apareció, así como antecedentes personales y familiares.

Después se realizará una exploración física para determinar pérdidas de movilidad ya sean musculares o articulares. Se podrán pedir pruebas complementarias, como las radiológicas, para contrastar con la exploración manual.

La duración de la primera consulta será de aproximadamente 1 hora, pudiéndose alargar algo más ya que en ella se realiza la exploración y el tratamiento. 

El resto de las sesiones tendrán una duración de 45 min. a  1 hora, el procedimiento empleado durante la sesión se establecerá según la información obtenida durante la exploración y las técnicas empleadas serán las convenientes para cada persona teniendo en cuenta la edad y tipo de dolor.