Vendaje Neuromuscular

Vendaje Neuromuscular.

El vendaje neuromuscular consiste en unas vendas elásticas adhesivas normalmente de algodón, que tienen una elasticidad desde un 0% hasta un 160%.

Esta venda está compuesta por algodón, elastina y cianocrilato de uso cutáneo, aunque algunas marcas pueden introducir siliconas, latex, o turmalina, pudiendo ocasionar alguno de estos componentes alergias en ciertas personas.

El vendaje neuromuscular  por la cara que contiene el adhesivo contiene un dibujo en forma de ondas, siendo estas una pieza clave para su funcionamiento.

El vendaje neuromuscular fue creado por el Dr Kenzo Kase un quiropráctico japones en los años 70, queriendo mejorar los resultados en sus pacientes a través de la información recibida en los neuro-receptores cuando se aplica el vendaje en la zona implicada.

En un principio el vendaje era de color blanco, pero el Dr. Kenzo Kase quiso introducir los principios de la cromoterapia introduciendo distintos colores en las vendas y así beneficiarse de los distintas longitudes de ondas recibidas por las células. Se introdujeron en principio tres colores ( azul, negro y fucsia), aunque hoy en día se pueden encontrar en una gama de colores y dibujos muy extensa.

Los distintos efectos que podremos realizar en la zona aplicada son:

  •  Disminuye la tensión sobre el músculo o articulación.
  •  Refuerza la articulación y la musculatura desde el punto de vista funcional.
  •  Ayuda a facilitar la circulación linfática 24 horas al día.
  •  Ayuda en los movimientos.
  •  Produce un efecto analgésico al reducir la presión sobre las terminaciones nerviosas alterando la información que estas reciben.

Las distintas formas o técnicas de aplicar el vendaje siempre dependerá de las necesidades de cada cliente.